Diana Bracamonte, Argentina

Y qué
si se dilatan,
tus pupilas
al verme desnudarme
en aquel río.
Y qué,
si tus manos
se te crispan,
por perderme,
desnuda entre
las sombras.
Me perdiste.

por meterte,
en ese abismo
de locura,
de mentira.
de estrabismo.
Yo,
sin ropas.
Tu,
sin bríos.