Fernán S. Banda, Santiago de Chile

ELLA, CAMINANTE

Yo espero paciente que las palabras resbalen
de tus dedos para que caigan en mi alma...
Adele K.

Cada mañana espero
la ceremonia de tus pasos
hacia la ventana y su nieve...
pues ahí te poseo de pies a cabeza,
total, en tu ámbito intimo.
Ahí soy contigo,
en la luz de tu día
y mi amanecer lejano.
Mientras caminas
voy existiendo para ti
y vivo tu hora y tu territorio
en un rito que nos une
aun mas allá de nosotros mismos.
Y fue un relámpago esa paloma tibia
que cruzó mi paraíso sagrado.